AKIRA

Fue a principio o mediados de los años 90s, por lo que recuerdo, siendo yo un “pollo” adolescente, cuando tuve la suerte de disfrutar que existiera un pequeño local de video club justo en la esquina de mi casa, de mi antiguo barrio de Llolleo.

Sigue leyendo aquí:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *