Falleció el recordado Lugoze

Esta mañana se me ha comunicado el falleció Lugoze, que tuvo lugar ayer 7 de julio en la tarde.

Lugoze, de 97 años, desde hace años vivía en un hogar de ancianos, Hogares Alemanes de Las Condes, junto a su señora Daisy. Alejandro, hijo de ella, desde Nueva York se preocupaba de su salud, junto a toda su familia en Chile.

Lugoze nació en Antofagasta el 6 de junio de 1923.

Comenzó su carrera en el Norte, con la tira el “Conscripto Videla”, en 1945, en el diario “El ABECÉ”. La mantuvo por tres años. También trabajo en la famosa revista “El Pollo Tejada”, de Antofagasta, donde pasaron importantes dibujantes de la zona, como Percy, Jorge Silva Quezada, apodado Palooka y notables redactores, como Héctor Meléndez.

En Santiago, desde 1948, trasladado por su otro trabajo, operador de radio de la Compañía de Teléfonos de Antofagasta, comenzó a dibujar en “La Raspa”, “Pobre Diablo” y “Topaze” en 1951. Luego emigra a Buenos Aires, donde crearía un personaje, “Pajarito, Flor de vago”, sobre el cual ya hablaremos.

Foto Alhue, Lugoze y Jimmy Scott

Las revistas de humor político

En “La Raspa”, destinada a darle raspa la politiquería, Lugoze dibujaba “Ahí está la cosa” y el “Otro yo del Dr. Ibáñez”, esta última firmando como Vivito y las tiras “Ensarte”, “Don Listón” y “Chunchito”.

Otra revista de humor político en la que dibujo es “Arriba ¡El Telón¡”, que circuló entre el 1 de agosto de 1955 y fines de 1957, con a lo menos 28 números. Es dirigida por Eduardo Wiche Z., con sesgo anticomunista.

En la más famosa de las revistas de humor político, Topaze, figura en forma destacada Lugoze, antes y después de su paso por Argentina. Uno de sus personajes es “El depravado Acuña”, “Juan Norte” y “Doña Cucuza”, que era la senadora María de la Cruz, el que firmaba como Lugongines.

Lugoze sigue en Topaze hasta 1966 y durante los tres últimos años será su director. En 1962 obtiene el Premio SIP-Mergenthaler de Estados Unidos y el Nacional de Periodismo, Mención Dibujo, en 1966. Ese mismo año se fue a EE.UU., contratado por una agencia periodística, pero continúo colaborando con “El Mercurio” y contra la candidatura de Allende con, entre otras, “La palmada en la frente”, historieta anticomunista en formato de revista, que sale en 1970.

En revista “Sepa”, segunda etapa entre julio de 1987 y octubre de 1989, se presenta un suplemento humorístico llamado “Cambalache”, donde dibuja Lugoze, Goy, Guivar y hay tiras antiguas de Nelson Soto.

Las revistas infantiles

En la revista Aladino, semanal, presentada como la revista maravillosa de los niños, de pequeño tamaño, 18 por 13 centímetros, 32 páginas, blanco y negro, similar a “El Peneca” en contenido, dio gran importancia a la historieta nacional, destinando casi la mitad de su contenido a historietas. Luego se publica en un formato tradicional.

Lugoze presentaba a un niño genio, “Macuquito, el inventor”, en una o dos páginas.

También dibuja en “Simbad”, revista conocida como el gran amigo de “El Peneca” es la segunda revista de formato de bolsillo de Zig-Zag. Lugoze presenta “Quintín y su perro”, un vagabundo, versión más infantil y antecedente de su futuro éxito, “Perejil”. Dibuja además a “Lautarito”.

Las revistas picarescas

Un grupo de dibujantes que, bajo el amparo de Zig-Zag y con gran visión comercial, crean la revista “Pobre Diablo”, cuyo primer número tiene fecha 12 de noviembre de 1945. Lugoze presenta, varios años después “El Súper Roto”, personaje nacido en revista “Toqui”.

“Rouge”, según su lema, “Impropia para tontos graves”, es una revista publicada en Santiago, Editorial Blasco, durante 1955. Semanal, de 16 páginas, blanco y negro, salvo tapa y contratapa. Dirigida por Lugoze, que dibuja “En la buena y en la mala”.

“La Ronda”, sólo para mayores, selección del humorismo mundial reza su primera página, en formato de bolsillo, es editada en 1955, con 32 páginas, con más de 50 números. La mayoría son fotos y chistes aislados, aparentemente extranjeros. Los únicos dibujantes conocidos son César y Lugoze, que sólo firma Lugo sus esporádicas colaboraciones, además de algunos aportes de Pepo. Fotos de modelos y chistes complementan la revista.

En El Pingüino figura Lugoze con “Olfatillo” un experto en predecir lo que va a pasar y llegar o escapar en el momento adecuado; “Cuando nos ven y cuando no nos ven”, sobre el doble discurso y caricaturas para la “Anécdota de ….”, generalmente un personaje del espectáculo. Además, chistes varios. Además, con guiones de Renato González M., más conocido como Míster Huifa, famoso reportero de deportes, crea el personaje “El Pato Peñaloza”, insufrible arribista.

Revistas de aventuras

En la más clásica de las revistas de aventuras, Okey, iniciada en agosto de 1949, destacamos, la serie de carácter humorístico, “El Conscripto Videla”, de Lugoze, desde los primeros números, pero por corto tiempo.

Pepo también presenta en la revista, años después, “Don Tarugo”, un simpático y pelado caballero, maltratado por su mujer, doña Treme, aunque se dice que el personaje era de Lugoze, que estaba peleado con el director, Félix López, y Pepo la retocaba. Su éxito determino su cese, ya que Pepo no quería competencia a Condorito.

“Toqui”, aparecida el 29 de marzo de 1950, los días miércoles, de periodicidad semanal, según su publicidad, con personajes chilenos y temas chilenos, en apasionantes historietas y novelas dibujadas por chilenos. Incluía  “El Súper Roto”, con semejanza a Condorito y Verdejo, a cargo de Pepo, quienes además hacia las portadas, pero fundamentalmente dibujada por Lugoze. El personaje también fue presentado en revista “Pobre Diablo”, como ya señalamos.

Revistas deportivas

En revista Barrabases, primera época,Lugoze, aporta un árbitro, “Don Pitin” y un boxeador, “Paquetón, el peso pesado”, además de otras historias.

Los diarios

Un grupo de dibujantes, apoyados por “El Mercurio”, formado por Pepo, Lugoze, Alhué, Leo, Mario Igor, Abel Romero y otros, coordinados por el argentino Miguel Gordon, radicado en Chile, trataron de promover la presencia de historietas nacionales en la prensa, ofreciendo sus personajes.

“Perejil” de Lugoze es uno de los más conocidos. Él lo define en pocas palabras: “Me llaman Perejil, a pesar de que en otro país me bautizaron “Pajarito, Flor de Vago”. Vivo feliz con mi existencia. Me carga trabajar. ¡Aj! El trabajo se hizo para los animales. Yo soy un pájaro. Compadezco a los esclavos…, pero .. prefiero ser patrón”.

Lugoze lo había creado en Argentina, para el diario “Critica” y su popularidad lo llevaría a diarios y libros.

Probablemente una iniciativa de ese tipo hubiera logrado mucho para la historieta chilena, pero desavenencias internas la terminaron al poco tiempo, no sin lograr que varias tiras permanecieran por muchos años. “El Mercurio” publica “Perejil”, por Lugoze, desde 1955 y hasta 1970, en los últimos años enviando sus trabajos desde EE.UU.

En 1975, vuelve a dibujar en Chile Lugoze, luego de casi seis años en Miami y Nueva York, donde tuvo gran éxito con personajes como “Cheo” y “Joseito”. Sus trabajos se verán fundamentalmente en el suplemento humorístico “Barreta New”, de La Segunda, creado por Alfonso Ortega, más conocido como Julián Barreta, y que estuvo presente toda la década, con sus simpáticos anuncios.

En el diario “Negro en el Blanco”, publicado entre 1986 a 1989, de apoyo al gobierno del General Pinochet, dibuja Lugoze y su “Verdejo”, además de Goy y Carlos Miranda.

Libros

En 1960, la Editorial Lord Cochrane, publica un libro de 96 páginas con el personaje “Perejil”, de Lugoze. A color. Sobre el personaje ya nos hemos referido largamente. Señalamos, como dato, que además aparece en un “Silabario Popular”.

Destacamos el álbum de caricaturas “Mundial”, de una empresa de calugas, que festeja el Campeonato Mundial de Fútbol de 1962, con dibujos de Lugoze.

Otro de sus libros son sobre el descubrimiento América por Colon y “Caricatuyas”, donde plasma su gran capacidad como caricaturista.

Desde hace varios años estaba viviendo en un hogar de ancianos de Las Condes, junto a su señora, aquejado de múltiples enfermedades de la vejez, hasta que a poco de pasar los 97 años, el 7 de julio de 2020 falleció, lo que nos comunico desde Nueva York su hijo Alejandro Crespo.

Mauricio García Castro

Director del Museo de la Historieta de Chile

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *