Replicante vemos, replicante no sabemos: Blade Runner 2049

Cuando ya estás cansado de asistir al cine para ver lo mismo de siempre, producciones mediocres dirigidas para una audiencia nada exigente que solo se conforma con refritos encubiertos, malos guiones, ensalzados con cientos de efectos especiales que son los verdaderos protagonistas dentro de una vertiginosa montaña rusa que no pretende bajar su velocidad, sino todo lo contrario la va acrecentado, y todo te parece oscuro al final del túnel, surge un rayo de luz, de esperanza, que te indica que aún podemos esperar un milagro cinematográfico.

Sigue Leyendo aquí:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *