EL PORTAL DE LOS DIOSES DE MARCOS FABIÁN CORTEZ

Había leído su obra anterior titulada Réquiem para Tahinus, acerca de un mundo ficticio y acaso idílico, donde seres diferenciados por milenarias mutaciones los había convertido en razas distintas y antagónicas que, sin embargo, pese a su diferencia, atravesaban por la profunda crisis de reconstruir su memoria, sobrevivir al presente, y soñar un futuro tan distinto y a la vez ético y altruista. Un texto que a pesar de su tono adolescente, sugería con maestría minimalista tanto a personajes como a ese mundo.  Sin embargo, El Portal de Los Dioses abrió un nuevo rumbo para Marcos en las letras nacionales.

Sigue leyendo aquí…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *